Un tribunal federal podría haber declarado inconstitucional las detenciones de ICE

0

Cuando el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) arresta a una persona, no justifica ante un juez y dentro de las primeras 48 horas la causa que motivó la detención, como sí tiene que hacer el resto de cuerpos policiales del país. Pero, el Noveno Circuito de la Corte de Apelaciones, en California, ha puesto en duda la constitucionalidad de este procedimiento de ‘La Migra’.

ICE normalmente retiene a las personas durante semanas antes de que un juez evalúe si la agencia migratoria tenía una base legal sólida para ejecutar el arresto. Según la mencionada corte de apelaciones, las reglas constitucionales que se aplican sobre los departamentos de policía también se deberían aplicar sobre ICE.

“La Cuarta Enmienda requiere la rápida resolución de la causa probable por parte de un magistrado neutral y distante”, dijo el tribunal. En cualquier caso, los agentes de ICE no pueden entrar a una vivienda sin una orden judicial o el consentimiento apropiado.

Esta enmienda fuerza a revisar con la mayor brevedad posible si el gobierno tiene efectivamente causa legal suficiente para quitarle la libertad a una persona. Michael Kagan, profesor de derecho de la Universidad de Nevada en Las Vegas apunta en The Hill, que se trata de “una salvaguardia esencial contra la tiranía”.

Sin emabrgo, según Kagan, las leyes migratorias han estado en un terreno sombrío del sistema constitucional estadounidense desde el siglo XIX, lo que permite que los agentes de ICE sean los únicos que revisan sus propias detenciones. Los tribunales de inmigración se demoran semanas en celebrar la primera audiencia, en las que normalmente solo se discuten cuestiones del procedimiento.

Es en una segunda audiencia unas semanas después cuando el juez pregunta a la persona detenida cómo se declara respecto a a las acusaciones de ICE y cuando podría requerir a la agencia mostrar cualquier evidencia para respaldar su caso. Para entonces, la persona ya habrá pasado incluso meses retenida en un centro que probablemente será privado y estará en un área remota.

Justificar sus detenciones como ya hacen el resto de fuerzas policiales supondría un desafío importante para los tribunales de inmigración, que ya estaban saturados antes de la crisis sanitaria del coronavirus y en los que ahora se ha normalizado que los casos rutinarios de deportación se alarguen durante años antes de obtener una decisión inicial, sin tener en cuenta las apelaciones.

Según explica el mencionado profesor de derecho, la mayor parte de los arrestos que hace inmigración podrían ser inconstitucionales si nos basamos en la decisión del Noveno Circuito.

El Gobierno puede ahora apelar ante el Tribunal Supremo este fallo del tribunal federal, un movimiento que podría impulsar finalmente la reforma del sistema de tribunales de inmigración y evitar que ICE siga teniendo personas detenidas sin la evaluación de un juez durante más de 48 horas.