¿Qué es una prueba de esfuerzo?

0

La prueba de esfuerzo, entre otros estudios es de gran valor diagnóstico para saber si estás libre de alguna enfermedad que pueda poner en riesgo la salud al realizar alguna actividad físico-deportiva. Sin embargo, su utilización tiene también otros objetivos.

Se tiene evidencia que una prueba de esfuerzo arroja indicadores pronósticos muy buenos de mortalidad y enfermedad cardiovascular a través del máximo consumo de oxígeno o capacidad aeróbica máxima (CAM). En este sentido, un resultado alto en CAM reduce el riesgo de una cardiopatía isquémica. Otros estudios como electrocardiograma, pueden confirmar diagnóstico.

¿Qué tipos de prueba de esfuerzo existen?
Cuando de deporte se trata, la prueba de esfuerzo se hace de acuerdo al gesto técnico de cada deporte. Para los ciclistas existe un cicloergómetro, para los atletas que usan remos la prueba de esfuerzo se hace en un remoergómetro y para los demás la prueba se realiza en un tapiz rodante o banda sin fin corriendo.

Existen varios tipos de pruebas, en pacientes que no son atletas la prueba de esfuerzo se realiza caminando-corriendo y se usan también varias pruebas especiales para niños y hasta para pacientes que han sido trasplantados de corazón o han tenido recientemente un infarto.

Detalles de la prueba de esfuerzo
Los protocolos tienen algunas características, todos tienen fases o etapas y son incrementales cada 2 o 3 minutos, ya sea en velocidad o en inclinación de la banda. Por ejemplo, en el caso de remo y bicicleta se aumenta la intensidad.

Dependiendo del objetivo de la prueba, el médico te pedirá que llegues. La mayoría de las veces la prueba se detiene a petición del paciente por fatiga o cuando el médico detecta cambios anormales en el trazo electrocardiográfico o cambios hemodinámicos que no son normales.

La prueba de esfuerzo tiene un gran valor pronóstico y diagnóstico que no sólo se limita a deportistas, sino que puede usarse en todas las edades y para diferentes enfermedades.

Antes de empezar hacer ejercicio recuerda acudir con tu proveedor de salud e incluir una prueba de esfuerzo en tu lista de estudios.