Qué es un embarazo ectópico y cómo identificarlo

0

A diferencia de un embarazo convencional, en embarazos ectópicos el óvulo fecundado no se fija en el útero, que es el lugar preparado especialmente para ello. Lo más común es que el óvulo se aloje en alguna de las trompas de Falopio, lo cual se podrá corroborar con una ecografía, análisis de sangre y examen pélvico. Los embarazos ectópicos son incompatibles con el proceso normal de gestación en la medida en que pueden ocasionar dolor y sangrado vaginales. Incluso, en algunos casos, las mujeres que hayan tenido embarazos ectópicos pueden desarrollar problemas de fertilidad a futuro.

¿Qué es un embarazo ectópico?
Un embarazo ectópico es aquel donde el ovulo fecundado por el espermatozoide no se instala en el útero, sino en otro sector del aparato reproductor femenino. Con mayor frecuencia, los embarazos ectópicos se desarrollan en alguna de las trompas de Falopio, lo que se conoce como embarazo tubárico. No obstante, un embarazo ectópico también puede manifestarse en lugares como:

Ovarios
Cavidad abdominal
Cuello uterino
Los embarazos ectópicos no pueden desarrollarse normalmente porque el óvulo fecundado no sobrevivirá las condiciones en que se encuentra, y porque el incremento del tejido puede provocar un sangrado que ponga en riesgo la vida de la madre.

Pese a lo anterior, el embarazo ectópico constituye un tipo de pérdida prematura del embarazo, por lo que muchas mujeres desarrollan signos similares a los de otros tipos de pérdida de embarazo, como el aborto espontáneo.

Síntomas de un embarazo ectópico
La exploración médica es la única manera para determinar con certeza un embarazo ectópico. Para esto, el especialista puede recurrir a un examen pélvico, un análisis de sangre o un ultrasonido.

Lo anterior se debe a que, en un principio, el embarazo ectópico parece desarrollarse como una gestación normal, con sus síntomas típicos como la sensibilidad en los senos, falta de periodo menstrual, fatiga y nauseas.

Sin embargo, el embarazo ectópico eventualmente desarrollará síntomas inusuales que encenderán las alarmas de la madre y de su entorno, como:

Dolor intenso en la parte inferior del abdomen
Sangrado vaginal o manchado
Dolor en el hombro
Gran sensación de debilidad, mareos o desmayos
Urgencia por evacuar
Si el embarazo tubárico se prolonga, es bastante probable que la mujer experimente una ruptura de trompa. Es probable también que la mujer experimente un sangrado intenso en el interior del abdomen, lo que es un evento potencialmente mortal.

Si sucede lo anterior, la mujer debe buscar atención médica de urgencia para prevenir una apertura repentina de las trompas de Falopio. De suceder, este evento puede poner en riesgo la vida de la mujer.

No es común que un ovulo fecundado implantado en las trompas de Falopio se relocalice en el útero, sin embargo, esto podrá ocurrir en la medida en que se actúe en una etapa temprana de la gestación del bebé, por lo que es un escenario factible.