¿Los auriculares de tipo tapón dañan los oídos?

0

Los auriculares de tapón encajan muy bien en los oídos y son fáciles de usar y transportar. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con su uso debido a que puede producir graves daños en el sistema auditivo. Aquí te hablaremos más sobre ello.

Cómo dañan los oídos
Según un artículo publicado en Kids Health, el uso de este tipo de auriculares puede tener el mismo efecto en la audición que el sonido de una sierra o una motocicleta.

Aunque son pequeños, la cuestión está en el volumen. El sonido que genera una motosierra o una motocicleta es de aproximadamente 100 decibeles. Si el sonido dura por más de media hora, el daño en los oídos será grave.

Ahora bien, un reproductor de música produce, con 70% de volumen, unos 85 decibeles. Si el volumen aumenta, podría superar esta cantidad y producir pérdida de la audición. De hecho, este problema es conocido como pérdida de la audición inducida por el ruido.

Por qué es un problema de salud
El uso de auriculares de tapón es muy popular en los últimos tiempos. Al tener forma de tapón, estos artefactos pueden introducirse en el oído. Si el volumen de la música que se escucha es alto, sin duda alguna afectará el canal auditivo.

Hay que tener en cuenta que el sistema auditivo es uno de los pocos que no se regenera, por lo que escuchar música a alto volumen con un artefacto incrustado en el oído puede provocar la pérdida de la audición a una corta edad.

Esto es lo que preocupa a los especialistas, ya que los auriculares de tapón son muy populares entre los niños y los jóvenes. Lo que recomiendan es el uso moderado, usarlo en promedio, una hora al día y a un nivel de volumen razonable.

No es recomendable usar auriculares si se realizan actividades que necesiten toda la atención, como manejar un auto o montar bicicleta, ya que se necesita estar atentos de los ruidos externos. Por otro lado, se podría sustituir este tipo de auriculares por unos externos, que aunque son más grandes, no afectan de manera directa el oído interno.