Hombre acusado de manejar ebrio terminó con su camioneta en una piscina.

0

Scituate – La policía de Scituate dijo el lunes que un hombre cuya camioneta se quedó atascada en una piscina fue acusado de conducir ebrio.

La policía dijo que los llamaron a una casa en Central Pike aproximadamente a la 1:30 a.m. y siguieron huellas de neumáticos en el césped hasta una piscina.

Parcialmente dentro de la piscina había una camioneta inclinada hacia el lado del conductor. Una cubierta de piscina evitó que se caiga por completo. El motor seguía funcionando.

Dentro de la camioneta se encontraba Nicolai Bautista, de 22 años, de Foster.

A juzgar por el olor a goma quemada y el daño a algunas baldosas de pizarra que rodean la piscina, la policía dijo que suponían que Bautista había pisado el acelerador en un intento por liberar el camión.

La policía dijo que ordenó a Bautista que apagara el motor y saliera.
El admitió que había estado bebiendo whisky y fumando marihuana, además falló las pruebas de sobriedad en la escena. La prueba de alcoholemia realizada ya en la estación de policía, arrojó Un contenido de alcohol en sangre medía .125 y .119.

Bautista fue acusado de conducir bajo la influencia.

La camioneta permaneció en la piscina. La policía dijo que se necesitaría una grúa industrial para sacarla.

“Aquí en el Departamento de Policía de Scituate nos gustaría enviar un recordatorio amistoso para que por favor no beban y vivan”, dijo un comunicado de prensa.