Biden ordena a ICE suspender ciertas deportaciones durante 100 días

0

La administración del presidente Joe Biden ha suspendido la deportación de inmigrantes sin récord criminal o que no representen un riesgo a la seguridad nacional, a partir del 22 de enero.

Esta decisión se dio a conocer a través de un memorando, enviado por el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), David Pekoske, a los titulares de las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

“Durante 100 días, a partir del 22 de enero de 2021, el DHS detendrá las deportaciones de ciertos no-ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada”, reportó el Gobierno.

Se aclara que se seguirá la deportación de quienes hayan ingresado al país sin autorización a partir del 1 de noviembre del 2020 o que no puedan demostrar su estancia en EE.UU. antes de esa fecha.

La decisión también protege a inmigrantes de que puedan recibir alguna Notificación a Comparecer ante una corte, lo cual es conocido como el inicio del proceso de deportación. Cada caso será manejado en forma individual considerando el historial criminal de una persona.

Esta medida cambia la política del expresidente Donald Trump sobre la detención de “cualquier indocumentado” durante redadas de ICE.

“Vemos que este primer anuncio de la Administración Biden empieza con el punto de continuar el desmantelamiento de la cruel e inhumana maquinaria de deportación y terminar con la criminalización de nuestra gente”, Marisa Franco, directora nacional de Mijente, organización de defensa de inmigrantes.

Biden avanza con sus promesas hacia inmigrantes al enviar su reforma al Congreso e implementar órdenes ejecutivas que protegen a “dreamers”.

Las prioridades
Los agentes de ICE y CBP deberán enfocarán en los siguientes tipos de inmigrantes para su revisión, posible detención y expulsión:

Seguridad nacional.- Las personas que se han involucrado o son sospechosas de terrorismo o espionaje. También que su aprehensión, arresto o custodia sea necesaria para proteger la seguridad nacional.
Seguridad fronteriza. Aquellos detenido en la frontera a partir del 1 de noviembre del 2020.
Seguridad pública. Personas encarceladas en prisiones federales, estatales y locales, o que hayan sido liberadas durante o después de la emisión del memorando que hayan sido condenados por un “delito grave agravado”.
Se recomienda a los inmigrantes indocumentados con historial criminal pedir asesoría con un abogado migratorio para plantear sus casos y opciones.