Angélica Vale no se tortura por su peso

0

Angelica Vale ya no se tortura por tener unas libras de más. Aunque reconoce que el sobrepeso no es bueno para la salud, ya no le agobia tener una figura delgada porque el público la apoya de cualquier manera.

“Algo me dijo Morris Gilbert (después de dar a luz): ‘El teatro está lleno, la gente se puso de pie para aplaudirte y te quiere como estés. ¡Date cuenta de eso!’. Le agradezco tanto a la gente porque sí, entiende que soy una mujer normal, que tuve dos hijos, que subí de peso, que fue una cuestión hormonal muy fuerte y, es más, se identifica. ¡Está increíble!”, dijo la actriz.

Su figura ahora la ve como algo que le suma a su carrera, pero acepta que sí desea borrar esas libras que ganó con su segundo embarazo.

“Con Angélica sí subí de peso, pero no tanto, pero con Daniel sí tuve un cambio de cuerpo impresionante. Veo las fotos y lloro, y abrazo más a mi marido, porque no sé cómo me aguantó, porque además andaba histérica, con la hormona disparada. Sí fue un cambio muy fuerte. Mi hijo tiene 3 años y todavía no logró acabar de bajar todo el peso que me dejó. Ha sido muy fuerte para mí, además que se juntó con la llegada de la cuarta década y no ayudó en nada“, agregó.

Y lo hará de forma natural sin fajas, porque las detesta, y sin someterse a alguna intervención quirúrgica como la liposucción.

“A mí las cirugías me dan mucho miedo, (para eso) me quedó mejor así, normalita y que el trabajo me baje de peso“.

La protagonista de “La Fea Más Bella” no sólo arropa su figura sino su edad, pues sostiene que a sus 42 años vive en plenitud y goza de su familia y trabajo, especialmente por su protagónico en “Y Mañana Será Otro Día… Mejor“.

Y lo hará de forma natural sin fajas, porque las detesta, y sin someterse a alguna intervención quirúrgica como la liposucción.

“A mí las cirugías me dan mucho miedo, (para eso) me quedó mejor así, normalita y que el trabajo me baje de peso“.

La protagonista de “La Fea Más Bella” no sólo arropa su figura sino su edad, pues sostiene que a sus 42 años vive en plenitud y goza de su familia y trabajo, especialmente por su protagónico en “Y Mañana Será Otro Día… Mejor“.